TORK 2012

jueves, 22 de mayo de 2008




El Copihue
Perenne, trepadora y de hojas largas... Así es la flor nacional de Chile.
La flor inspirada en la historia de un amor imposible.
La leyenda dice que su nombre nace de una trágica historia de amor entre jóvenes mapuches de tribus rivales.

A nuestra flor nacional se le puede encontrar desde Valparaíso a Osorno, enredada sobre matorrales y colgando de árboles en zonas húmedas. Claro que también puede cultivársele en interiores, eso sí que en lugares donde no reciba directamente la luz del sol y tenga una adecuada ventilación durante los días que hace más calor.
El copihue es una flor autóctona chilena, que florece desde el verano hasta finales del otoño. Esta planta puede alcanzar alturas superiores ¡a los 10 metros!
Tiene tallos retorcidos, leñosos, flexibles, pero resistentes. Las hojas son de forma oval y muy dura, de tonos verde oscuro por fuera y más clara en su interior.
Perenne, trepadora y de hojas largas, da una flor con forma de campana, carnosa, con 6 pétalos (3 internos y 3 externos) y 6 estambres. Puede llegar a medir hasta 15 centímetros de largo y 10 de ancho en su parte inferior.
Los colores de esta flor son variables. Van desde el blanco pasando por el marfil, el rosado suave y el rojo frambuesa, hasta el bordó claro.
Crece en bosques oscuros donde hay mucha humedad y demora alrededor de 10 años en florecer. Por su lentitud y por la continua depredación a que está sometida, fue declarada "especie protegida" por la Ley de Bosques, ya que se encuentra en peligro de extinción.
En lengua mapuche al copihue se le llama "Copiu", y en medicina popular la raíz del copihue se emplea contra enfermedades venéreas, gota y reumatismo.

De acuerdo a la cultura mapuche, esta es la historia del copihue...

Hace muchos años, cuando en Chile la tierra de Arauco era habitada por pehuenche y mapuches, vivía una hermosa princesa, llamada Hues, y un vigoroso príncipe pehuenche, cuyo nombre era Copih.
Pero, lamentablemente, sus tribus estaban enemistadas a muerte. El mayor de los problemas era que Copih y Hues se amaban y para verse sólo podían encontrarse en lugares secretos de la selva. Sin embargo, un día los padres de ambos se enteraron y se enfurecieron... y no se quedaron de brazos cruzados.
Copiñiel, el jefe de la pehuenche y el padre de Copih, y Nahuel, jefe mapuche y padre de Hues, se fue cada uno por su lado hasta la laguna donde ambos enamorados se encontraban.


El padre de Hues, cuando vio a su hija abrazándose con el pehuenche, arrojó su lanza contra Copih y le atravesó el corazón. Tras esto, el príncipe pehuenche se hundió en las aguas de la laguna. El jefe Copiñiel no se quedó atrás e hizo lo mismo con la princesa, la que también desapareció en las aguas de la laguna.
Ambas tribus lloraron por mucho tiempo. Y cuando pasó un año, los pehuenches y mapuches se reunieron en la laguna para recordarlos. Llegaron de noche y durmieron en la orilla.
Al amanecer, vieron en el centro de la laguna un suceso inexplicable. Del fondo de las aguas surgían dos lanzas entrecruzadas. Una enredadera las enlazaba, y de ella colgaban dos grandes flores de forma alargada: una roja como la sangre y la otra blanca como la nieve.
Así, las tribus enemistadas comprendieron lo que sucedía. Se reconciliaron y decidieron llamar a la flor copihue, que es la unión de Copih y de Hues. Ésa es la historia de nuestra flor nacional.

(Recogida por el escritor Oscar Janó)


Nombre científico:
Lapageria rosea

Familia:
Filesiáceas

Comercialización:
Sólo se pueden comerciar las flores, no las ramas ni sus raíces. Se cultivan numerosas variedades híbridas de gran belleza.
DetallesProduce un fruto comestible, una baya, de sabor dulce que contiene muchas semillas. El Copihue fue declarado nuestra Flor Nacional el 20 de septiembre de 1984.
























Toda esta información es tomada de la Internet, si estuviere infringiendo alguna autoría legal, ésta será sacada de inmediato.




Martín Blog© 2011/ | Plantilla Blogger | Diseño de Tork

15 comentarios:

  1. Claro, y las dos tibus tan felices y a la pareja se la comieron los peces...
    No hay derecho...jajaja
    Bonita la historia.
    Preciosa la flor.
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Vaya bonita flor y la historia... la eterna de siempre... Romeo y Julieta, hay que ver qué cansinos son los padres, jejeje.
    Gracias por contarlo. Estoy impresionada de las cosas que aprendo con vosotros...
    Un besito, lindo
    Natacha.

    ResponderEliminar
  3. Muy bella y trágica leyenda de amor.
    La flor, como nuestro ceibo, también es muy bonita.
    Besitos♥

    ResponderEliminar
  4. Una bonita leyenda y la flor mas bonita aún.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Martiiiiiiinn

    "Las mandarinas" fuimos mutando, porque tuvimos problemillas en la blogosfera con un anonimo/a

    pero no nos fuimos
    estamos en privado jejejeje
    asi que te queriamos invitar

    Ahora se llama el totero de la tota, pero somos nosotras, las mismaaaaaaaaassssss....
    ¿donde te mando el link con la invitacion?

    LA TOTA
    la.tota.argentina@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. Hola Martín, bonita historia, no la conocía, como tambien que buen aporte dar a conocer nuestra flor característica...
    Un abrazo y un buen fin de semana!!

    Ali

    ResponderEliminar
  7. Nos has dejado una historia preciosa, afortunadamente no todas las historis de amor terminan ingual

    La flor es preciosa

    Muchos besitos pa el finde

    Lágrimas de mar

    ResponderEliminar
  8. Tork, es preciosa la flor y bonita su leyenda.

    La foto primera me ha encantado.

    Un beso desde Bilbo, desde donde sacaré tiempo siempre para visitarte.

    ResponderEliminar
  9. HOLA
    VENGO A VISITARTE DEL TOTERO

    QUE HERMSOSA FLOR Y QUE INTERESANTE LA HISTORIA TE DEJO MIS SALUDOS

    ResponderEliminar
  10. Tork, mandame de nuevo el documento que me enviaste a la oscuridad... No pude abrirlo con mi versión de Word y no sé donde lo guardé. Llevo el día buscándolo, va a ser más sencillo que me lo envíes de nuevo.
    Gracias por tu amabilidad... Esto de los ordenadores, a veces, me puede.
    Un besito, guapo
    Natacha.

    ResponderEliminar
  11. Hola Tork, que preciosa leyenda y que bonita flor, mi flor favorita es la Orquidea, son bonitas todas las flores, pero para mi....donde haya unas orquidias..que se quiten las rosas. Los claveles blancos también me gustan jejeje por si algun dia quieres regalarme algo juas juas. Es broma Un besito LEZ.

    ResponderEliminar
  12. TORK, Esta maravillosa flor me recuerda a una campana por la forma.

    La leyenda es preciosa pero como toda leyenda de amor triste y con final trágico para los enamorados,tuvieron que morir para que las dos tribus se reconciliáran.
    Me ha encantado este post.
    un besito

    ResponderEliminar
  13. Hola pásate por mi blog que te he dejado un premio.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué bonita historia a la vez que triste! Porqué el amor puro y verdadero tiene que acabar siempre en tragedia?? Se me ha puesto la piel de gallina. La flor es similar a la campanilla de aquí, preciosa.

    Besitos Tork

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho el fondo del blog es muy relajante. El blog una pasada de interesante saludos

    ResponderEliminar